Una estrategia de captura de carbono podría permitir automóviles con emisión cero

Un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Georgia ha desarrollado una estrategia para capturar, almacenar, y en el futuro también reciclar, el carbono de los vehículos. De este modo, podría impedirse que los agentes contaminantes que emiten llegaran hasta la atmósfera. El objetivo de esta investigación es muy claro: conseguir automóviles con emisión cero.

A pesar de que lugares como las centrales eléctricas parecen ser la mayor fuente de emisión de dióxido de carbono, lo cierto es que casi las dos terceras partes de las emisiones globales de carbono son generadas por fuentes de polución mucho más pequeñas, especialmente los automóviles.

Coches
Fotografía: cortesía del Instituto Tecnológico de Georgia.

Fabricar un medio de transporte completamente libre de combustibles fósiles podría ser posible con la creación de un sistema que emplee combustible líquido y dispositivos para atrapar las emisiones de carbono en el vehículo, para posteriormente procesarlo en una estación de reabastecimiento.

Dicho carbono sería reexpedido a una planta de procesamiento donde podría ser transformado en combustible líquido. Actualmente, los investigadores del Instituto Tecnológico de Georgia están desarrollando un innovador dispositivo de procesamiento del combustible para separar el carbono y almacenarlo en el vehículo en forma líquida.

Futuro prometedor

A corto plazo, esta estrategia, económicamente factible, intenta capturar las emisiones de carbono de los vehículos convencionales que funcionan con hidrocarburos líquidos (fósiles), a través de un procesador de combustible instalado a bordo, diseñado para separar el hidrógeno del carbono en el combustible.

Dicho hidrógeno se emplearía para dotar de energía al vehículo y el carbono se almacenaría en el vehículo en forma líquida hasta que fuese depositado en una estación de reabastecimiento y posteriormente almacenado de forma segura.

En la estrategia a largo plazo, el dióxido de carbono se reciclará, como un paso dentro de un sistema de ciclo cerrado, que involucrará la síntesis de combustible líquido de alta densidad de energía, muy apropiado para el sector del transporte.