Un motor capaz de convertir la luz en movimiento

Un equipo de investigadores del Tokyo Institute of Technology, con el profesor Ikeda Tomiki a la cabeza, ha desarrollado un sistema que han calificado como “el primer motor impulsado exclusiva y directamente por la luz”. La gran innovación de este proyecto es que no implica tener que realizar la conversión de luz a energía mediante células solares como se hacía hasta ahora.

El sistema tradicional requiere una mayor inversión en cables y baterías para poder conducir y almacenar la energía eléctrica. El motor desarrollado por Tomiki y los suyos convierte la luz en energía mecánica de un modo inmediato gracias a un cinturón fabricado en un elastómero especial. Su estructura molecular se expande o se contrae en función de la intensidad de la iluminación y de la longitud de onda de la luz que incide sobre él.

Apuesta por el futuro
El profesor Tomiki ha estado trabajando en este proyecto desde el año 2003, cuando descubrió que un plástico compuesto, que incluye una molécula llamada azobenzeno, se contrae cuando se expone a la luz ultravioleta y recupera su forma original cuando es iluminado por luz visible. Desde ese momento, sus esfuerzos se han centrado en buscar la forma de aprovechar estas cualidades para crear este motor capaz de convertir la luz en movimiento.

Aunque todavía están realizando pruebas que confirmen el potencial de su hallazgo, Tomiki se ha mostrado optimista y espera poder ver motores de este material impulsando los coches que viajarán por las carreteras en el futuro.