Un día con Mahenor

El número de máquinas-herramienta distribuido por Mahenor es muy alto. Y toda esta tecnología se almacena en cuatro instalaciones. Pero su planta en Collbató (Barcelona), con una superficie de 4.000 m2, es la que acumula más referencias. Los fabricantes de la maquinaria que distribuye están radicados en Turquía, Italia y República Checa.

Como en muchas compañías, todo empieza con el trabajo de los comerciales. La fuerza de ventas de Mahenor está compuesta por personas exclusivamente dedicadas a informar a los potenciales clientes de los productos en máquina-herramienta que tiene la firma en su catálogo. A los comerciales se suman más de 50 distribuidores en toda España. La rueda comienza a girar cuando un cliente se interesa por alguno de los productos sobre los que, previamente, le ha informado un comercial. Entonces se formula un pedido.

9.00: Llega el encargo

El comercial que se ocupa del cliente remite el encargo a la central de ventas de Mahenor. Desde ahí, el pedido se verifica comprobando la disponibilidad de la máquina e informando al comercial o al cliente. La mayoría de las máquinas están almacenadas en alguno de los cuatro almacenes, siendo Collbató la principal plataforma de la empresa. Actualmente, Mahenor es la firma del sector con el catálogo de artículos en depósito más amplio de España.

La planta catalana, formada por cuatro naves anejas, tiene una superficie total de 4.000 m2. Posee seis muelles de carga y descarga y fue inaugurada hace tres años. No hay estanterías. Las referencias, de gran volumen y peso, descansan en el suelo de las instalaciones. Para hacerse una idea, la máquina más pequeña comercializada por Mahenor puede llegar a pesar 1.100 kg, la más grande puede medir 20 m de ancho, cuatro de alto y tener una longitud de cinco metros.

En el 90% de los casos, los pedidos se resuelven directamente en el almacén. Aunque algunos de los distribuidores de la empresa cántabra tienen máquinas importadas en depósito, solventándose así gran parte de los problemas de logística, ya que la cercanía reduce los tiempo de entrega del producto en el domicilio indicado por el cliente.

Los pedidos que no pueden servirse con la mercancía en stock tienen que solicitarse a los proveedores. Los fabricantes de la maquinaria que distribuye Mahenor están radicados en tres países: Turquía, Italia y República Checa.

12.00: Respuesta al cliente

“Hace falta tiempo para dar una respuesta concreta al usuario acerca de cuándo tendrá el pedido en el lugar que nos ha indicado. Una persona en Barcelona se encarga de verificar si tenemos ese producto en stock o no, y de ponerse en contacto con los transportistas”, comenta Antonio Fernández, director de marketing de Mahenor. “Después de concluir todo el proceso burocrático, la consulta al depósito y las gestiones logísticas, la persona responsable del proceso en Barcelona ya tiene una respuesta para comunicársela al cliente”, explica.

13.00: Carga y descarga

En Collbató utilizan distintos modos de carga y descarga de la mercancía, dependiendo del tipo de maquinaria que se va a manipular. Para las más voluminosas y pesadas se sirven de varios puentes grúa con una capacidad de carga de entre 8 y 16 t. Para una gran parte de las referencias (de un peso de hasta 2.500 kg) usan carretillas, más rápidas y ágiles que las lentas y parsimoniosas grúas.

16.00: Pedidos y stock

En lo que respecta a la organización del depósito de maquinaria almacenada en Collbató, las previsiones de ventas para el siguiente ejercicio desempeñan un papel decisivo. “Solicitamos maquinaria a los proveedores en función de las ventas que estimamos hacer durante todo el año”, indica el director de marketing. “A finales del ejercicio en curso se celebra una reunión con los comerciales, repasamos los informes y hacemos una proyección del negocio; entonces nos ponemos en contacto con los proveedores”, relata. “Nuestra filosofía es atender lo antes posible a nuestro cliente, y para eso hay que tener stock y realizar una programación completa anual de cara al próximo año. Todo ello para conseguir reducir los tiempos en el plazo de entrega”, zanja.