Radiografía de un muelle

El muelle de carga es un elemento indispensable en los almacenes y centros logísticos. Muy pocos conocen sus entrañas. Por ello, explicamos las partes de las que consta y su funcionamiento.

Puerta, rampa niveladora, plataforma o mesa elavadora y abrigos de estanqueidad del muelle de carga.

Puertas
Son manuales o automáticas, rápidas, seccionales, batientes, plegables, enrollables, correderas… y fabricadas en múltiples materiales.

Rampas niveladoras
Suelen ser electrohidráulicas y automáticas y aportan la función de compensar la diferencia de altura entre la superficie de trabajo o muelle de carga y la caja del vehículo. Su longitud dependerá de la altura del muelle y del camión pero también del ángulo de inclinación apto para los medios de transporte empleados.

Las rampas se equipan con faldones anticizalla de recorrido telescópico y bastidor autoportante reforzado. Además cuentan con uñas o labios abatibles (para cargas muy pesadas) o retráctiles (para carga lateral y vehículos muy cargados). Las primeras también se comercializan rectas, inclinadas o con lenguas (segmentos de uña separados) para adaptarse a las diferentes anchuras de la caja de los vehículos.

Plataformas o mesas elevadoras
En vez de rampas, cuando la diferencia de altura es muy elevada, se pueden instalar plataformas elevadoras electrohidráulicas con sistema de tijeras. Otra opción son las rampas móviles que posibilitan la carga y descarga cuando no hay muelles.

Abrigos de estanqueidad
Son los aislantes que protegen la carga y a los operarios de las inclemencias del tiempo y de las corrientes de aire. Son de lona, hinchables o de espuma. Las lonas superiores y laterales se montan sobre un marco desplazable formando una construcción flexible, estable y resistente al desgarre.

Por su parte, el marco trasero y delantero están unidos por un brazo de tijera o de guía. El primero es una estructura que garantiza la máxima estabilidad lateral y permite un movimiento horizontal de compensación cuando se hunde. El brazo de guía es más económico; su marco delantero se desplaza fácilmente hacia arriba unos pocos centímetros cuando es presionado al arrimarse el camión.

Sistemas de señalización

Ayudan a maniobrar a los conductores de los vehículos para evitar que se produzcan daños en las fachadas o en los mismos edificios. Consisten en diversos topes de goma que absorben las fuerzas de los posibles golpes o sistemas de bloqueo (cuñas o calzos) de las ruedas que se encargan de que el vehículo permanezca situado de forma segura. También se instalan lámparas señalizadoras (rojo-verde) y focos de iluminación, entre otros elementos.

Tope de Hormann

Cuadros de maniobra
Tanto las rampas niveladoras como las puertas requieren de un cuadro de maniobra para efectuar todos los movimientos precisos.

Cuadro de mandos Hormann

Túneles isotérmicos
Disponen de una bancada con rampa niveladora, revestimiento de pared y techo y abertura de carga con abrigo de muelle. Se pueden colocar con posterioridad al edificio ya construido.

Túnel isotérmico