Plataforma telescópica de altura

Se caracteriza por su gran flexibilidad y rapidez. La nueva plataforma telescópica de Haulotte Group, especialista en equipamiento de elevación de personas y de cargas, tiene una altura de trabajo de 28 m y un alcance de hasta 23 m.

Las sugerencias de los clientes y los planteamientos que éstos hacen a la compañía en base a sus necesidades son claves para el trabajo diario de los profesionales de Haulotte Group, especialistas en equipamiento de elevación de personas y de cargas, y siempre a la búsqueda de formas de innovar y mejorar sus productos.

Un buen ejemplo de este trabajo de investigación y desarrollo es su nueva plataforma telescópica H28 TJ +, que ha sido presentada por primera vez en Europa en la feria de Smopyc en Zaragoza. Se trata de la única plataforma de su categoría que posee un pendular telescópico de 6 m, que aumenta claramente su radio de acción. Este pendular con movimiento vertical (+70º/-70º) hace factible la aproximación a la zona de trabajo y salvar cualquier obstáculo.

La productividad de esta máquina se incrementa gracias a la posibilidad de elegir la capacidad de carga en función de las condiciones de trabajo, pudiendo llegar hasta los 350 kg. Además, es posible adaptar opcionalmente una cesta extralarga de hasta 2,44 m. Sus excelentes cualidades la convierten en la aliada perfecta para astilleros, proyectos de construcción, trabajos de mantenimiento y acabado de obras de arte, entre otras.

Valor añadido
Gracias a los movimientos proporcionales, progresivos y a la compensación, el usuario tiene un máximo confort en el trabajo. La pluma, en acero y altamente elástica, y el pendular de sección octogonal aseguran al usuario una rigidez inigualable. Por otra parte, incorpora un eje oscilante, un bloque diferencial y un chasis estrecho, diseñados especialmente para intervenir en espacios muy congestionados. La plataforma cumple todas las exigencias y requisitos en materia de reglamentación de trabajo, así como las diferentes normas europeas.

Haulotte Ibérica (filial en España de Haulotte Group) no quiere terminar su trabajo en el momento en el que el cliente compra la máquina y se la lleva, sino que se esfuerza por aportar un valor añadido que enriquezca y complemente la transacción comercial. De este modo, ofrece un completo servicio al usuario a través del teléfono y cuenta con numerosos técnicos de taller y de campo que efectúan tareas de mantenimiento, venta de repuestos, reparación de máquinas, lavados de imagen y taller de pintura, entre otros.

La compañía proporciona a los clientes de su maquinaria una prestación de valor añadido muy importante, la formación. La principal actividad en este sentido va dirigida a personas que llevan a cabo tareas de mantenimiento, reparación o que simplemente operan con plataformas elevadoras, todas ellas con o sin conocimientos básicos en hidráulica y electricidad.

Entender las máquinas
El objetivo de estos cursos es reducir las averías de las plataformas causadas por un uso incorrecto de las mismas, por un manejo inadecuado o por simple desconocimiento del funcionamiento apropiado. Para conseguir dichas metas, se facilitan a los técnicos las habilidades necesarias para que comprendan a la perfección el funcionamiento de las máquinas y para que sean capaces de repararlas y ponerlas a punto cuando resulte preciso.

Haulotte Ibérica también imparte cursos para los usuarios de sus plataformas elevadoras que deseen conocer su uso a fondo y estar al corriente de la legislación vigente en materia de seguridad laboral. Esta formación se finaliza con la obtención de la tarjeta PAL, es decir, de la licencia oficial para plataformas elevadoras móviles de personas, que cuenta con un gran prestigio en el sector.

  • Para saber más:
  • Respaldados por la experiencia
    Haulotte Ibérica forma parte de Haulotte Group, primer fabricante europeo y tercero a nivel mundial de plataformas aéreas de trabajo. Asimismo, el grupo está especializado en manipuladores telescópicos y retrocargadoras.

    Con un crecimiento cercano al 25% en el ejercicio pasado y una plantilla formada por más de 2.000 personas, la compañía trabaja constantemente para desarrollar su capacidad de producción, para lanzar nuevos productos que se adapten a las nuevas necesidades de sus clientes y para continuar expandiendo su red comercial.

    Su filial española, Haulotte Ibérica, opera en el país desde el año 2000. Actualmente la empresa presta servicio comercial y técnico en sus oficinas de Sevilla, Madrid, Gijón y Barcelona. Además, se encargan de dar cobertura en el mercado portugués a través de su delegación en Lisboa.