Oportunidades alrededor del cambio climático

<em/>Permanecer pasivo frente al cambio climático tendría un coste de entre el 5 y el 20% de la riqueza mundial.” title=”Cambio climático” width=”300″ height=”128″ class=”size-medium wp-image-1068″ /><p class=Permanecer pasivo frente al cambio climático tendría un coste de entre el 5 y el 20% de la riqueza mundial.

El fenómeno del cambio climático ya no es un asunto reservado a expertos, sino que ha pasado a ser una preocupación y una responsabilidad de políticos, economistas y ciudadanos en general. Si bien la economía mundial se verá influida por sus efectos, también surgirán nuevas oportunidades empresariales que muchos ya están explotando.

El prestigioso Informe Stern sobre el impacto del cambio climático en la economía mundial, elaborado en 2006 por el economista británico Nicholas Stern, revela que los costes de actuar contra el cambio climático supondrían un 1% del PIB mundial (46 billones de euros aproximadamente), mientras que permanecer con los brazos cruzados representaría entre el 5% y el 20% de la riqueza internacional.

<em/>Deshielo debido al cambio climático.” title=”en-verde-mas-nueva” width=”200″ height=”300″ class=”size-medium wp-image-1069″ /><p class=Deshielo debido al cambio climático.

Asimismo, el trabajo expone que las inversiones que se efectúen en los próximos 20 años serán determinantes, ya que tendrán un profundo impacto sobre el clima en este siglo y en el siguiente. Las acciones emprendidas en todo el mundo pueden ser vitales para evitar que se produzca una grave alteración de las actividades económicas y sociales, que podría compararse con la gran crisis económica de la primera mitad del siglo XX.

Por otro lado, el informe realizado por la consultora PricewaterhouseCoopers, titulado “El mundo en 2050. Crecimiento global y políticas de cambio climático”, alerta sobre la necesidad de que los países reduzcan urgentemente sus emisiones de CO2, especialmente aquellos que componen el G7 (Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá). A su vez, advierte de las grandes emisiones que las naciones emergentes del llamado E7 (China, India, Brasil, Rusia, Indonesia, México y Turquía) podrían llegar a generar en los próximos años si no se plantean una política de reducción de las mismas.

Contaminadores

Si se mantiene la tendencia presente, resulta más que probable que en décadas venideras China e India se conviertan en los principales emisores de CO2, desbancando a los que actualmente ostentan la primacía, Estados Unidos y Europa. La principal razón es la rapidez con la que avanzan sus respectivos procesos de industrialización y, por lo tanto, su necesidad de consumir grandes cantidades de energía.

<em/>Las emisiones de CO2 a la atmósfera son ya un serio problema en India y China.” title=”070327_CHINA_PHT42.jpg” width=”300″ height=”140″ class=”size-medium wp-image-1070″ /><p class=Las emisiones de CO2 a la atmósfera son ya un serio problema en India y China.

Según el secretario ejecutivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), Yvo de Boer, uno de los sectores clave a la hora de mitigar los efectos de esta modificación climatológica es el “del suministro de energía”. Y avanza: “Más de dos tercios de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo proceden de este sector. La forma en que atendamos las exigencias futuras de energía determinará que los esfuerzos por hacer frente al cambio climático continúen siendo o no manejables”.

Por su parte, Teresa Ribera Rodríguez, directora general de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC), asegura que “de cara a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, es imperativo utilizar un amplio abanico de acciones. Entre ellas, la mejora de la eficiencia energética de las construcciones, del transporte y de los procesos productivos en los que, obviamente, habrá que utilizar las mejores técnicas disponibles”.

Oportunidades

Las noticias casi apocalípticas sobre el cambio climático han hecho que la sociedad, los mandatarios mundiales y los diferentes agentes sociales comiencen a tomarse en serio la amenaza. Pero lo cierto es que viviendo en un mundo en el que la flexibilidad empresarial es una de las características más valoradas, no resulta extraño que algunos ya hayan encontrado una posibilidad de negocio dentro de este complejo panorama.

en-verde-mas

<em/>Las modificaciones en la temperatura están afectando tanto al litoral como a las zonas selváticas.” title=”en-verde-otra-nueva” width=”300″ height=”112″ class=”size-medium wp-image-1072″ /><p class=Las modificaciones en la temperatura están afectando tanto al litoral como a las zonas selváticas.

Independientemente de que el cambio climático les suponga una oportunidad empresarial o no, lo cierto es que todas las empresas deberán adaptarse, de un modo u otro, a las nuevas normas y leyes sobre emisión de gases de efecto invernadero. Para ello deben procurar un uso eficiente de su energía, aprovechando un momento en el que el precio del barril de petróleo es muy elevado y parece más obligado que nunca hacer un empleo responsable de los recursos.

Teresa Ribera indica que en España existen firmas punteras en la fabricación de bienes de equipo, en energías renovables, como la eólica o la solar, junto con otras que tienen una considerable capacidad de inversión y desarrollo de proyectos en el exterior. “Estas iniciativas constituyen un aliciente nada desdeñable para la internacionalización de nuestras empresas, generan retornos comerciales y permiten desplegar una actitud constructiva de cara a investigar de qué modo los mercados internacionales de carbono pueden tener un papel más interesante en el futuro”, reflexiona.

Ribera cree que resulta crucial hacer hincapié en “el esfuerzo que, en general, está desarrollando el sector español” para la utilización de las mejores tecnologías disponibles y para producir de forma energéticamente eficiente. Además, la directora general de la OECC, subraya que “dentro del Plan Nacional de I+D+i 2008-2011, una de las cinco acciones estratégicas se concentra en el cambio climático y en la energía con vistas a apoyar y contribuir al impulso empresarial en este ámbito”.

Los más beneficiados

Las empresas dedicadas a las energías renovables (solar, eólica o hidráulica) serán probablemente las grandes beneficiadas de las actuaciones contra el cambio climático, ya que una de las principales medidas en las que todos los expertos coinciden reside en la necesidad de impulsar su uso. Son energías obtenidas de los recursos que brinda la naturaleza, son inagotables (salvo en el caso de la hidráulica), no contaminan y se presentan como el sustituto perfecto de las que utilizamos en estos momentos. En España existen políticas económicas muy dinámicas en este sentido y se promociona activamente la creación de firmas orientadas hacia este sector.

<em/>En España, las energías renovables, como la hidroeléctrica, suponen el 30% del total.” title=”foto-pagina-tres” width=”300″ height=”300″ class=”size-medium wp-image-1073″ /><p class=En España, las energías renovables, como la hidroeléctrica, suponen el 30% del total.

En la actualidad, en nuestro país, las energías renovables suponen un 30% del total, que se reparte del siguiente modo: hidroeléctrica (20%), energía eólica (8%) y otras energías (2%). Según datos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), en España se ha multiplicado por diez la venta de energías renovables, tanto para uso doméstico como empresarial. Además, hay casos, como en la energía eólica, en los que España ocupa el tercer puesto en el ranking mundial, por detrás de Alemania y Estados Unidos.

<em/>Nuestro país ocupa el tercer puesto en el ranking mundial de uso de energía eólica.” title=”Siemens Media Summit 2008: ÒAnswers for SustainabilityÓ” width=”300″ height=”216″ class=”size-medium wp-image-1074″ /><p class=Nuestro país ocupa el tercer puesto en el ranking mundial de uso de energía eólica.

El sector de la consultoría y la abogacía también ha sabido hallar su hueco entre las oportunidades del cambio climático. Muchos bufetes de Estados Unidos se especializaron en calentamiento global hace diez años y resistieron a pesar de que los resultados no fueron demasiado buenos durante los primeros años. Sin embargo, ahora las empresas de todos los sectores industriales requieren sus servicios para estar asesoradas en cuanto a leyes medioambientales, recibir consejos para ser más sostenibles o pautas para adaptarse correctamente a los cambios. En España este tipo de servicios comienza a ser cada vez más habitual en los despachos de abogados y se perfila como un segmento de gran actividad y proyección en un futuro inmediato.

Seguros y automóviles

Citigroup, compañía internacional especializada en servicios financieros, ha redactado un informe en el que se analizan las empresas o los sectores que se beneficiarán del cambio climático o, en su defecto, de la lucha contra él. Así, aparecen las aseguradoras, que encarecerán sus primas en los próximos años debido al previsible incremento de desastres naturales en todo el mundo. El sector del automóvil también aumentará sus precios, y, por tanto, sus beneficios, especialmente aquellas compañías que antes se adapten a los nuevos productos que emiten menos CO2 como, por ejemplo, los biocarburantes.

Las firmas automovilistas que se adapten más rapidamente a los biocarburantes aumentarán sus beneficios.

Las firmas automovilistas que se adapten más rapidamente a los biocarburantes aumentarán sus beneficios.

El trabajo de la entidad financiera también destaca cómo las empresas energéticas que inviertan en tecnología y energías renovables engrosarán sus beneficios gracias a la concienciación de la población, que cada vez encontrará mayores ventajas en esta fuente energética. Los edificios que incorporen buenos sistemas de ahorro de consumo energético serán más demandados en el futuro y resultarán más caros que los tradicionales; así pues, las ingenierías y las constructoras que lleven a cabo este tipo de proyectos serán las receptoras de sus beneficios.
Por último, Citigroup incluye a las firmas agrícolas y a las de aguas dentro del grupo de empresas que obtendrán beneficios en el nuevo panorama medioambiental. Las primeras potenciarán el cultivo del maíz, el aceite de palma o la caña de azúcar como generadores de energía (los llamados biocombustibles), por lo que aumentará la demanda de los mismos y, en consecuencia, su precio. A su vez, las sequías serán cada vez más duras y severas, por lo que las compañías que controlen el agua tendrán entre sus manos un bien muy escaso y preciado para la sociedad cuyo precio irá incrementándose cada año.

El peligro de calentarse 0,2 ºC

Comenzó llamándose calentamiento global. Unos años más tarde este término ha mutado hasta convertirse en cambio climático, pero, independientemente de la terminología empleada, es un hecho que el planeta está sufriendo una serie de alteraciones producidas por la acción del hombre, que cada vez provocarán más sequías, catástrofes naturales, desertización, enfermedades, hambrunas y aumento del nivel del mar, entre otras muchas consecuencias.

Según el informe “El cambio climático en España. Estado de situación”, elaborado a finales de 2007 por numerosos y prestigiosos expertos en la materia para la presidencia del Gobierno, un incremento de 2 ºC en la temperatura global de la Tierra provocará daños irreversibles en los ecosistemas y en las sociedades humanas, tanto a nivel económico como sanitario. De cumplirse todas las previsiones, la temperatura subirá 0,2 ºC por década en los próximos años.

Parece que existe unanimidad en el ámbito internacional en cuanto a la necesidad de tomar medidas que permitan afrontar todas estas repercusiones del cambio climático, como la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la utilización de tecnologías que ayuden a reducir, adaptar y reordenar los flujos financieros que facilitan la consecución de estos cambios.

Ganadores y perdedores

A pesar de que muchos sectores del mercado se verán seriamente afectados por las consecuencias del cambio climático, también hay otros que incrementarán su actividad de manera considerable. Así lo constata un informe solicitado por la Comisión Europea y realizado por el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud.

Dicho trabajo revela que las políticas de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero beneficiarán a multitud de compañías, especialmente aquellas que se dedican a las energías renovables, la construcción o el transporte.

En cambio, aquellos ámbitos que son grandes consumidores de energía, como es el caso de la industria del acero, podrían padecer una deslocalización debido a las políticas contra el cambio climático si no reaccionan a tiempo, por ejemplo, aplicando estrategias coherentes y específicas.
Además, las compañías eléctricas se encontrarán en una buena situación frente a los cambios que puedan producirse ya que desde hace tiempo llevan a cabo estrategias de producción que se basan en la utilización de fuentes más ligeras.

Las empresas se visten de verde

Cada vez son más las empresas españolas que siguen una política sostenible y de respeto del medio ambiente. Muchas de ellas han visto como sus actos se veían recompensados en Bolsa con fuertes revalorizaciones.

Iberdrola: la producción de la compañía aumentó hasta 14.708 millones de kWh durante 2007, lo que supone un incremento del 87% respecto a los 7.867 millones generados a lo largo del ejercicio anterior. Además, Iberdrola Renovables es el líder mundial en generación eólica con 8.164 MW en el primer trimestre de 2008.

Gamesa: la empresa está especializada en tecnologías para la sostenibilidad energética, principalmente la eólica, y dispone de cartera de pedidos para los próximos dos años. Está previsto que en 2008 crezca hasta un 19%. Recientemente, ha firmado con Iberdrola Renovables un contrato histórico para el suministro de aerogeneradores con una potencia de 4.500 MW, que se materializará entre los años 2010 y 2012.

Acciona: su cifra de negocio consolidada se ha acrecentado un 26,8% hasta alcanzar los 7.953 millones de euros. En 2007 consiguió evitar la emisión de más de cinco millones de toneladas de CO2 a escala mundial gracias al empleo de energías renovables.

Grupo Agbar: opera en ámbitos relacionados con diferentes servicios a la colectividad como el ciclo integral del agua y la salud, entre otros. Ha aprobado un Código Ético Corporativo y de Conducta de los Profesionales de las diferentes empresas del Grupo y un Código Medioambiental Corporativo.