La energía de las carretillas eléctricas

Las carretillas elevadoras eléctricas se han convertido en una solución necesaria para la mayoría de las empresas del sector industrial. Su capacidad para transportar grandes volúmenes y pesos de un sitio a otro ofrece al cliente un alto nivel de funcionalidad.

T16

El trabajo que se desarrolla en el almacén es una parte fundamental dentro del proceso productivo de una empresa. Cargar, descargar y transportar mercancías son procedimientos que implican la utilización tanto de maquinaria como de capital humano especializado. Para obtener unos resultados lo más satisfactorios posibles, las carretillas elevadoras eléctricas se convierten en perfectos aliados: vehículos industriales capaces de llevar de un sitio a otro grandes cantidades de peso y que requieren poco personal para el desempeño de sus funciones.

La principal ventaja que proporciona una carretilla elevadora eléctrica estriba en su facilidad para llevar a cabo una gran cantidad de trabajos de almacén relacionados con la carga y descarga. Basta con que una persona se introduzca en el habitáculo para que, desde dentro, transporte pesos que, dependiendo del modelo, pueden ir de una tonelada a más de cinco. Y es que cada máquina aporta una serie de prestaciones distintas.

A la medida
El empresario podrá elegir, por ejemplo, si prefiere un modelo que permita transportar una gran carga, o bien otro que sea más pequeño y se pueda mover cómodamente entre pasillos estrechos. También tendrá que tener en cuenta otros aspectos esenciales como, por ejemplo, la velocidad máxima a la que puede circular la carretilla y, en el caso de desear un modelo rápido, tendrá que comprobar además si incorpora un adecuado sistema de estabilización que prevenga los accidentes.

Tecna 2000 TSD

El confort de los operarios es un factor añadido a tener en cuenta. Un habitáculo que no resulte cómodo para el trabajador o que no le facilite la conducción marcha atrás –maniobra que deberá utilizar a menudo si la carga se sitúa en la parte posterior– puede acabar causándole molestias en la columna vertebral, el origen de una de cada cuatro bajas dentro de este sector. Por último, la facilidad a la hora de manejar la carretilla puede ser otro punto a favor ya que, además de evitar accidentes, simplificará la operativa de los trabajadores.

  • Para saber más
  • Toyota Traigo 1.500 kg
    Capaz de cargar con tonelada y media, su cualidad más sobresaliente reside en la capacidad que ofrece para utilizarse en áreas y pasillos estrechos así como para ajustarse a aplicaciones individuales y necesidades específicas, permitiendo al usuario adaptar la máquina a su mayor comodidad. Para realizar funciones hidráulicas como elevaciones, descensos o desplazamientos laterales, la gama Traigo incorpora tres sistemas: control de palanca del lado del conductor, control de minipalanca, y palancas multifunción. En seguridad, Toyota incluye el Sistema de Estabilidad Activa (SAS), que hace que la carretilla reduzca el riesgo de daños materiales al inclinar hacia delante o hacia atrás el mástil.

    Toyota Traigo 1.500 Kg

    Ficha técnica
    Capacidad de carga: 1.500 kg
    Peso de la máquina: 2.930 kg
    Medidas (longitud x anchura x altura sin mástil extendido): 2.580 x 990 x 1.989 mm
    Ruedas: 3
    Motor: 5,1 kW
    Velocidad de marcha con/sin carga: 12/12,5 km/h

    Jungheinrich EFG D30
    El atributo más destacable de esta carretilla elevadora radica en su puesto de mando giratorio de hasta 180º. Los beneficios que aporta esta innovación son varios: en el caso de que la visibilidad sea nula, debido a que la carga se encuentre en la parte posterior y el usuario se vea obligado a hacer un trayecto marcha atrás, este modelo posibilita que gire la cabina y la marcha atrás se convierta en una marcha adelante. El operario también notará el cambio, por lo que se evitará sufrir problemas de espalda a causa de girar continuamente el cuello y la parte superior del tronco. Otra novedad que presenta es la posibilidad de efectuar un cambio lateral de batería.

    Jungheinrich EFG D30

    Ficha técnica
    Capacidad de carga: 3.000 kg
    Peso de la máquina: 5.124 kg
    Medidas (longitud x anchura x altura sin mástil extendido): 3.671 x 1.276 x 2.560 mm
    Ruedas: 4
    Motor: 14,5 kW
    Velocidad de marcha con/sin carga: 19,9/19,9 km/h

    Hyundai FB35-07
    Hacer más sencillo su manejo es la premisa sobre la cual se ha desarrollado este modelo: las palancas de función son fáciles de usar y, al igual que el resto de modelos de Hyundai, presume de ser versátil y favorecer el trabajo de campo. La comodidad es otra de las prestaciones de la que hace gala esta carretilla. Los espacios de cabina son muy amplios, facilitando que el trabajador se acomode. Asimismo, este modelo garantiza también una gran fortaleza, que se traduce en una mayor durabilidad de su ciclo de vida en relación a otras carretillas del mercado.

    Hyundai FB35-07

    Ficha técnica
    Capacidad de carga: 3.500 kg
    Peso de la máquina: 4.880 kg
    Medidas (longitud x anchura x altura sin mástil extendido): 2.765 x 1.380 x 2.190 mm
    Ruedas: 4
    Motor: 17,3 kW
    Velocidad de marcha con/sin carga: 13,5/15 km/h

    Nissan eléctrica QX-30
    Proporcionar un alto rendimiento es el fin último de este modelo de Nissan. Sus características primordiales son su velocidad de elevación de carga y desplazamiento, que gracias al control lógico de aceleración Fuzzy puede llegar a los 17,5 km/h. En estos campos, se la reconoce como uno de los modelos de referencia. También conviene resaltar el controlador único que incorpora, y que permite al operario tener a su disposición el control total de la carretilla a través de un sencillo panel de instrumentos. El modelo cuenta con un amplio habitáculo y un tablero de instrumentos que asegura un mayor grado de libertad a la hora de concentrarse en la tarea que se ha de realizar.

    Nissan eléctrica QX-30

    Ficha técnica
    Capacidad de carga: 3.000 kg
    Peso de la máquina: 5.005 kg
    Medidas (longitud x anchura x altura sin mástil extendido): 3.585 x 1.250 x 1.995 mm
    Ruedas: 4
    Motor: 10,8 kW
    Velocidad de marcha con/sin carga: 14/17 km/h

    HC CPD40 JDI
    Se trata de una de las carretillas del mercado que más kilos soportan: hasta cuatro toneladas. Como el resto de modelos de la serie J, también incluye un sistema para garantizar la estabilidad, evitando así que pueda desequilibrarse al forzar al máximo su capacidad. El hecho de que cargue con tanto peso no afecta a la velocidad que alcanza ya que, independientemente de que transporte una, dos o cuatro toneladas, el usuario puede llegar a los 14 km/h. Ello se debe en parte a la gran potencia del motor de más de 16,5 kW que posee.

    HC CPD40 JDI

    Ficha técnica
    Capacidad de carga: 4.000 kg
    Peso de la máquina: 6.600 kg
    Medidas (longitud x anchura x altura sin mástil extendido): 2.965 x 1.380 x 2.310 mm
    Ruedas: 4
    Motor: 16,5 kW
    Velocidad de marcha con/sin carga: 14/14 km/h

    Tecna 2000 TSD 30
    Esta carretilla, especialmente idónea para trabajar no solo en interiores sino también en el exterior de los almacenes, incorpora otros puntos fuertes, referidos, en gran parte, a la seguridad laboral. Uno de ellos es el sistema antivuelco, que controla la tracción de las ruedas reduciendo la velocidad en las curvas. La confortabilidad es también un aspecto importante a la hora de hablar de esta carretilla: el habitáculo goza de unas dimensiones amplias, y el cinturón de seguridad del operario se ajusta a su peso con posicionado en longitud y en respaldo. Para terminar, su mástil permite una gran visibilidad al trabajador, evitando que pueda sufrir algún tipo de accidente.

    Carretilla Tecna

    Ficha técnica
    Capacidad de carga: 4.000 kg
    Peso de la máquina: 5.075 kg
    Medidas (longitud x anchura x altura sin mástil extendido): 3.617 x 1.216 x 2.235 mm
    Ruedas: 4
    Motor: 2 x 8,5 kW
    Velocidad de marcha con/sin carga: 18/18 km/h