Recorriendo un camino: la integración de la mujer en el sector industrial

Por Meritxell Durlan López

Mujeres en la industriaEl hecho de que a lo largo de los años a las mujeres les hayan asignado unas determinadas tareas dentro de un proceso productivo no es mera casualidad sino que más bien responde al establecimiento de unos roles sociales basados en la supremacía varonil. Desde siempre el hombre ha ido por delante de la mujer y esta ha estado relegada a un segundo sitio. Sin embargo el progresivo cambio de mentalidad conseguido mayoritariamente en los países desarrollados ha hecho dar a las sociedades un paso adelante en la integración de las mujeres en sectores en los que estaban marginadas. Este proceso nos hace reflexionar sobre cuáles son las pautas predominantes que justifican las acciones en los distintos campos de interacción personal, fundamentalmente en el ámbito laboral (destacando especial interés por el sector industrial), y que es lo que todavía hoy no permite la plena integración femenina en la sociedad.

Es evidente que en la actualidad hay muchas desigualdades, tanto a nivel contractual, de promoción laboral o retributivo (entre otros) pero hemos de tener en cuenta que estas desventajas no aparecen de un día para otro, al contrario, vienen dadas por unos modelos de comportamiento asumidos de forma inconsciente y que se vienen practicando desde años ha. La complejidad y el interés que despierta este tema hace que distintas disciplinas como la antropología social y cultural o la sociología se interesen por la realización de un análisis minucioso de la situación actual. Estudios como el Informe ETAN-STRATA, el informe del Grupo Helsinki o investigaciones de la Comisión Europea (como Women in Industrial Research: A Wake-up Call for European Industry) han analizado la situación de las mujeres europeas en el ámbito de la ciencia para ver cuál ha sido su integración en el sector industrial. No es fácil definir como ha llegado la mujer a ocupar el lugar que tiene, ni cómo ha cambiado su mentalidad para haber llegado a darse cuenta de su discriminación pero es importante valorar el camino hecho hasta ahora.

Una evolución considerable la encontramos en los últimos 100 años debido al incremento de los niveles educativos y la expansión económica. El avance cultural, el incremento de los ingresos familiares y la reducción de la natalidad promueven la incorporación de la mujer al sector industrial, donde empieza con procesos mecánicos y repetitivos. Sin embargo, la evolución de la tecnología le ha dado la oportunidad de incorporarse a otros lugares de trabajo. Aún así cada vez más se comprueba que la integración femenina en estos puestos de trabajo depende más de la cultura de la empresa que no de las tareas que se realiza en este sector. Encontramos pues, nuevas concepciones de trabajo que influyen tanto en la empresa como en la vida de los trabajadores.

Resulta también muy interesante abordar este tema desde un punto de vista un poco más positivo, es decir, analizando que formas tenemos de promover la presencia de la mujer en un sector predominado por los hombres. Es importante volver la vista atrás para mirar el pasado pero también se debe mirar hacia adelante, analizar la situación actual y ver de qué forma se puede llegar a alcanzar la igualdad social. La mujer hoy en día se incluye en los procesos de producción, desde el sector automovilístico hasta el sector químico pero su inclusión depende de muchos factores: la edad, el estado civil y el nivel de estudios son los más significativos. Realizan muchas tareas dentro de la industria pero las más importantes suelen hacerlas los hombres porque se suele pensar que las mujeres no están preparadas para tomar decisiones o tirar hacia delante proyectos importantes. La ley de igualdad aprobada en marzo de 2007 indica que las empresas, para cumplir una presencia equilibrada, han de nombrar de cada sexo  menos de un 60% y más de un 40% de ambos sexos.

Mujeres: trabajo y vida personal

Carolina García, gerente de DENIOS (expertos en almacenamiento de sustancias peligrosas) ofrece su visión acerca de este tema.  La Sra. García sabe que este sector no ha sido nunca demasiado atractivo para las mujeres pero aún así afirma que se empieza a observar un cambio de dirección: “creo que existe una nueva generación de líderes (hombres y mujeres) que están cambiando las tendencias en las empresas hacia nuevos estilos de liderazgo”. “Ahora, aunque aún en minoría, cada vez voy encontrando más mujeres con formación en ingeniería, como yo, y que desarrollan puestos de responsable de producción, proyectos, etc.”. Carolina García cree que se han eliminado muchos obstáculos pero también dice que si fuese madre no podría desarrollar el cargo que tiene. Ella afirma que resulta fundamental crear facilidades para optar a un puesto sin que ello condicione a elegir entre el trabajo y su vida familiar. Además dice que “lo que determina que alguien sea escogido para un puesto no debe ser nunca el sexo, ni para un hombre ni para una mujer, todos han de estar en igualdad de condiciones”.

Hoy en día el análisis del entorno  socio-familiar, cultural  y económico- coyuntural es lo que nos descubre el porqué de la poca integración femenina en este sector. Las actitudes patriarcales y la consideración de la mujer como un colchón en períodos de expansión económica representan factores clave. Las diferencias de género se manifiestan en la práctica de las políticas de recursos humanos en las empresas a la hora de reclutar al personal, formarlo y promover su desarrollo profesional. Además, el sueldo también representa un elemento decisivo: en un estudio realizado por Adecco-IESE sobre los salarios  pone de manifiesto como en España  son más elevados los de los hombres (+34%) que los de las mujeres (un salario medio bruto anual de 24.020 euros para los varones respecto a 17.866 euros para las mujeres). La combinación en el lugar de trabajo de una mujer competente que acepta sus errores y se enfrenta a sus problemas junto con un hombre que es racionalista y  se muestra seguro representa un ejemplo de eficacia dentro de un proceso productivo. Resulta bueno fomentar las relaciones entre los dos sexos porqué, además de ayudar a una mayor integración de la mujer, incrementa la productividad dentro de una empresa. Un ejemplo bien claro en el ámbito público nos lo muestra Amparo Moraleda que en apenas 10 años ha llegado hasta la cumbre: ha conseguido ser directiva del IBM Mundial y hoy en día es presidenta de la dirección internacional de Iberdrola.

mujeres trabajando

Actualmente hay muchas compañías industriales que se dan cuenta de ello e incorporan en las plantillas a muchas mujeres: empresas como Schlumberger, Hewlett Packard o Deutsche Bank, entre otras, han adoptado políticas para integrar en su equipo a más empleadas. En general se intenta fomentar la flexibilidad del horario de trabajo, ofreciendo igualdad de sueldos, igualdad en el trato de acceso al empleo, en la seguridad social, en los regímenes profesionales, en el ejercicio de actividades independientes y en la mejora del nivel de seguridad e higiene para las trabajadoras embarazadas. Ahora podemos encontrar muchas trabajadoras en el sector industrial: supervisoras de calidad, gerentes, directoras de marketing, ejecutivas, transportistas, ingenieras, inspectoras del proceso productivo… Pero aún así no está todo hecho, queda mucho camino por delante para conseguir que mujeres y hombres trabajen y convivan juntos en la sociedad sin que ninguno de ellos esté por encima o debajo del otro.

Otras fuentes de información para consultar:

Una fuente importante de este articulo ha estado una investigación de Políticas de Igualdad del Instituto de la Mujer: “Mujer y trabajo en el sector industrial: economía sumergida, violencia y género.” 2006-2008. Equipo investigador dirigido por la Dra. Anastasia Téllez Infantes de la Universidad Miguel Hernández. ISBN: 978-84-692-2602-5

http://www.inmujer.gob.es/areasTematicas/estudios/estudioslinea2009/docs/764Mujertrabsectindustrial.pdf

 

Instituto de la Mujer – Ministerio de Igualdad – Gobierno de España

http://www.inmujer.gob.es/

 

La web de mujeres empresarias, directivas, profesionales y emprendedoras.

http://www.mujeresycia.com/

 

Universia Science – Universia.es

http://nextwave.universia.net/mujeres-cientificas/MC2.htm

 

Primera imagen

http://www.diariopyme.com