Google prepara su traslado a alta mar

Los supercomputadores y centros de datos de Google podrían acabar en alta mar. La empresa está preparando un proyecto denominado ‘Computer navy’ por el que las máquinas, instaladas en barcos, recibirían energía a partir del movimiento natural de los olas y se refrigerarían con el mismo agua.

Para ello la aplicación que se utilizaría sería ‘water-data centres’, patentada por Google. Mediante ella los ordenadores “captarán la energía del movimiento del agua y la convertirán en electricidad y/o la bombearán para refrigerar los ordenadores y así, reducir el calentamiento”, según la aplicación de patente registrada a la que tuvo acceso el diario ‘The Times‘.

Grandes cantidades de energía consumidas
Sin embargo, las supercomputadoras que se encuentran en estos ‘data centres’ consumen enormes cantidades de energía para que las máquinas no se sobrecalienten. Según un estudio reciente efectuado por Mckinsey y el Uptime Institute, se prevé que para el 2020 la huella de carbón de los ordenadores que controlan Internet será más grande que la que usa un avión.

Por ello Microsoft ha investigado la construcción de un data centre en climas muy fríos como el de Siberia. Por su parte la compañía de tecnología Sun Microsystems está pensando en mandar sus supercomputadoras a una mina de carbón abandonada en Japón, en la que el agua del suelo se empleará a modo de refrigerante.

Por el momento, el proyecto no tiene una fecha determinada para llevarlo a cabo.