Electricidad a partir del calor generado por los motores de los automóviles

Científicos de la Universidad Estatal de Ohio, en un informe difundido por la revista Science, han publicado el descubrimiento de un material que convierte en electricidad el calor generado por el motor de un automóvil. Además de aumentar el rendimiento de los vehículos, también podría usarse en los generadores para incrementar su eficiencia.

Según Joseph Heremans, líder del proyecto en el Departamento de Nanotecnología de la universidad, se trata de materiales termoeléctricos cuya eficiencia se mide en función de la cantidad de calor que pueden convertir en electricidad a una temperatura dada. Teniendo en cuenta esto, el nuevo material tiene un rendimiento de 1,5 puntos frente al de la mayoría de los materiales que se emplean en los generadores convencionales que tienen 0,71 puntos.

Mayor eficiencia a 230 y 510 grados centígrados
Según Heremans el nuevo material es más eficiente a niveles de temperaturas comprendidos entre los 230 y los 510 grados centígrados. Uno de los sistemas que funcionan bajo estas circunstancias son los motores de los automóviles. En el caso de aquellos que utilicen gasolina, según los expertos, solo un 25% de la energía que producen se emplea para poner en marcha el vehículo y sus accesorios. Casi el 60% se pierde en la generación de calor, la mayor parte por el tubo escape del vehículo.

Para capturar esta energía y convertirla en electricidad se aplicaría al vehículo un dispositivo termoeléctrico compuesto por un material consistente en talio, telurio y plomo. El dispositivo, según Heremans, crearía electricidad de manera directa utilizando los electrones como fluido en vez de agua o gases. Y al no tener partes que se muevan o se quiebren actuaría como un agregado práctico para el vehículo, ha explicado Heremans en declaraciones a Efe.