El riesgo que decidan otros

En  el último lustro, la industria textil ha perdido 800 empresas en España y miles de trabajadores. Los responsables no sólo son las importaciones asiáticas o la gran competencia, sino un fenómeno creciente: la deslocalización de las decisiones.

Texto general:
Estos cinco últimos años han sido muy duros para el sector textil. Durante este lapso de tiempo ha habido un goteo continuo e incesante de pérdida de empleo y de cierre de fábricas. Este movimiento ha repercutido sobre todo en las industrias de pequeño y mediano tamaño, que no han podido hacer frente a fenómenos como la deslocalización o las importaciones masivas del sudeste asiático. Desde 2000 han desaparecido 819 empresas del sector textil y del calzado. Evidentemente todo esto ha tenido un coste en puestos de trabajo. Tanto es así que, desde un punto de vista general, el pasado año se presentaron un total de 4.080 expedientes de regulación de empleo, que afectaron a 81.000 trabajadores.