El primer nanomotor térmico del mundo tiene sello español

Diversos investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), han construido el primer nanomotor térmico del mundo que se mueve por diferencias de temperatura.

Este revolucionario invento, fruto de dos intensos años de investigaciones, es un nanotubo de carbono que tiene la capacidad de desplazar cargas y de girar como un motor convencional, aunque con una importante particularidad, su tamaño es mil veces más pequeño que el agujero de una aguja.

El nanomotor térmico funciona con diferencias de temperatura que permiten que los objetos se muevan por un espacio o que giren sobre su propio eje. De esta forma se brinda a la ciencia la posibilidad de crear nuevos dispositivos nanométricos que sean capaces de realizar tareas mecánicas que podrían aplicarse a diferentes campos, como por ejemplo, la biomedicina y los nuevos materiales.

Movimiento
Riccardo Rurali, investigador del Departamento de Ingeniería Electrónica de la UAB, ha declarado a la agencia Efe que “se ha demostrado que en una nanoescala se puede desplazar un objeto pequeño pero no sencilla ni mecánica ni eléctricamente”.

La demostración se realiza con la ayuda de una pequeña nanopartícula de oro en la que, con la ayuda de dispositivos ópticos muy potentes de efecto túnel, se puede observar su movimiento. La aplicación práctica de este descubrimiento se puede encontrar en la ubicación de nanobjetos, algo que hasta ahora se realiza empujándolos de un lugar a otro, una práctica que quedará superada con este nuevo hallazgo.