El envase metálico se concentra

<em/>La fabricación y comercialización de envases de metal está en España, en pocas manos.” title=”Envase metálico” width=”258″ height=”300″ class=”size-medium wp-image-1207″ /><p class=La fabricación y comercialización de envases de metal está en España, en pocas manos.

Diez empresas se reparten dos tercios del mercado de envases de metal en España. De ellas, cinco son las dueñas del 58% de la tarta. El sector se distribuye entre pocos jugadores y, sobre todo, en dos aplicaciones: alimentación y bebidas. En definitiva, un mercado innovador en sus productos, pero conservador en su estructura.

Grupo Crown Cork, Rexam Beverage Can, Mivisa Envases, Auxiliar Conservera y Megasa. Son los cinco nombres de los máximos exponentes del sector del envase metálico en España, cinco firmas que se llevan el 58% del mercado. El resto del pastel, a diferencia de lo que ocurre en otros sectores productivos, está dividido básicamente entre otro grupo de cinco empresas, por lo que junto con los líderes antes citados se reparten las dos terceras partes del mercado. Dado que, según la consultora DBK, a finales de 2007 el negocio estaba representado por algo más de media centena de empresas, se deduce que la fabricación y comercialización del envase de metal es cosa de pocos jugadores y la tendencia es que lo sea todavía de menos.

En los últimos años se ha producido una concentración paulatina de las empresas del sector, sobre todo a través de la absorción de unas compañías por otras, pero también debido al cierre de algunas firmas. La concentración del sector se refleja asimismo en el número de empleados; sólo en 15 empresas del sector la plantilla supera los 100 trabajadores y se adjudica el grueso de los 6.500 puestos de trabajo que ocupa esta industria en España.

Con estos mimbres, el mercado del envase de metal puja con fuerza, como refleja su crecimiento de un ejercicio a otro, superior al 6% en los dos últimos años con un volumen de negocio en 2007 de 1.550 millones de euros, según datos aportados por DBK. Este ascenso se debe a su vez al experimentado por los propios sectores cliente, en especial a los de conservas vegetales, bebidas sin alcohol, aceite, perfumería y cosmética.

Contracción del mercado
products_cans1
A pesar del aumento en las cifras de negocio, el sector del envase de metal en España ya mostró en 2007 una contracción notable en lo que referente a la producción, exportación e importación. En estos dos últimos capítulos, la exportación ha ido variando de los crecimientos de dos dígitos de los años 2004 a 2006 al 6,4% de 2007, cuando se llegó a un volumen de 532 millones de euros de los que más de un tercio tuvieron como destino a los vecinos más cercanos, Francia y Portugal.

En las importaciones el panorama se pinta algo más complicado porque el crecimiento se ha ralentizado ostensiblemente (de un 28% en 2006, al casi 16% en 2007), con un volumen de negocio por valor de 412 millones de euros el pasado ejercicio, de los que más de una tercera parte, el 38%, provinieron de Francia.

La producción también ha decrecido en estos últimos años, y el ritmo de crecimiento ha descendido a la mitad desde 2004 (del 10% al 4,5% anual), aunque dada la repercusión de los precios de las materias primas en los precios finales al cliente, el volumen de la producción en 2007 alcanzó los 1.670 millones de euros.

Alimentación y bebidas
Pese a que el crecimiento –menor que otros años, pero al fin y al cabo, crecimiento– se puede imputar a todos los sectores cliente, son la industria alimentaria y la de bebidas las que siguen llevando el peso. En concreto, los envases para alimentos suponen casi la mitad del negocio y los de bebidas, un tercio. En otras palabras, el 80% del mercado son latas de comida o de bebida.

A pesar de tratarse de bienes de consumo básico, la consultora DBK estima que en el ejercicio 2008-2009 el sector no repuntará más allá de un 5%, teniendo en cuenta la contracción del mercado por causa de un menor consumo en los hogares.

A ello hay que sumar la coyuntura específica de España, que está viviendo un desplome del mercado de la construcción y un enfriamiento de la industria de la automoción. El comportamiento de estos dos sectores afectará al envase de metal, debido a un más que previsible descenso de la demanda por parte de los fabricantes de pinturas y barnices.

Una copa de vino…en lata
Pelican Red
Una de las principales novedades de Rexam ha sido la presentación de latas de aluminio destinadas al mercado del vino, lo que puede aumentar, según la empresa, el público objetivo, así como crear más oportunidades para consumir el producto. Como ventajas frente a otros envases, Rexam destaca que la lata pesa poco, es fácil de enfriar y permite aplicaciones gráficas atractivas y diferentes, sin que ello afecte a la frescura del vino. Además, las latas de 20 cl son de servicio único, por lo que están más en consonancia con los patrones de consumo actuales (no es necesario abrir una botella entera para tomar una sola copa), algo a lo que también contribuye el hecho de que la lata se pueda abrir y consumir casi en cualquier parte. Aunque la innovación no es nueva, es ahora cuando está empezando a suscitar un mayor interés en los fabricantes de vino.

Mejor con aire comprimido

<em/>El sistema EarthSafe de Crown reduce los componentes orgánicos volátiles nocivos para el entorno.” title=”EarthSafeDispensingSystem” width=”250″ height=”300″ class=”size-medium wp-image-1210″ /><p class=El sistema EarthSafe de Crown reduce los componentes orgánicos volátiles nocivos para el entorno.


Las principales empresas del sector están siempre investigando para conseguir una constante innovación en los productos del área de envasado de metal. Los fabricantes de alimentos y bebidas enlatados son conscientes de la importancia de competir en el lineal y que cualquier innovación –técnica o comercial– planteada por los desarrolladores de envases suele ser bien acogida en el mercado.

Crown Cork es una de las empresas que lideran especialmente la innovación en este sector. Crown presentó este mismo año su sistema EarthSafe, desarrollado para cumplir con las directivas canadienses en materia medioambiental, mediante la reducción de componentes orgánicos volátiles. Se prevé que el envase también tenga un impacto positivo en los consumidores, ya que permite dispensar producto a presión (como el gel de afeitar) con mayor comodidad y precisión en la cantidad.
Válvula especial
El cambio técnico introducido –cuya patente es propiedad de Ultramotive Corporation– ha sido la sustitución de hidrocarbonos por aire comprimido, para lo que se ha tenido que idear una válvula especial en la boca del envase de tal manera que puede dispensar el artículo del interior con un flujo constante desde su estreno hasta que se acaba. Además, el envase es reciclable.