¿Cuál es la visión de futuro en el sector del automatismo de puertas?

Por Meritxell DURLAN LÓPEZ

Sergio Iglesias, Gerente Controlsa

Entrevista de Sergio Iglesias, gerente de CONTROLSA S.A.
Tenemos buenas perspectivas aunque tampoco podemos asegurar nada

Controlsa es una empresa que ofrece soluciones para cerramientos industriales con una gama de productos entre los cuales podemos encontrar cierres flexibles, separaciones de áreas y soluciones modulares. Gracias a la investigación y el desarrollo esta compañía ha conseguido ser una de las empresas líderes de su sector, integrando la calidad y la eficiencia en sus artículos y ofreciendo como resultado una marca de calidad con productos exclusivos. Pero quizá uno de sus grandes logros haya sido sobrevivir a la actual recesión económica. Su gerente, Sergio Iglesias, nos cuenta que es esencial ofrecer calidad y buen funcionamiento para seguir adelante, y además afirma que es imprescindible poner mucho esfuerzo y dedicación. Solo así es posible sacar adelante una empresa. El Sr. Iglesias nos cuenta algunas de sus estrategias.

CONTROLSA, puertas industriales

¿Qué ofrecen ustedes que no ofrezcan las otras empresas?
Nosotros tenemos una serie de productos que hay muchísimas empresas que fabrican, pero a diferencia de las demás nuestro trabajo se basa en una serie de patentes propias que nos permiten ofrecer un cerramiento exclusivo y novedoso.

¿Qué se prioriza en el producto?

Calidad, innovación, rapidez… Es todo un bloque. Nosotros le damos mucha importancia a la investigación y el desarrollo. Es por eso que desde hace más de 14 años avalamos nuestros productos con estas patentes, presentando así un resultado final de una calidad excelente. Además, desde el año 94 tenemos un sistema de fabricación que nos permite ser muy ágiles: cuando la gente entregaba los pedidos entre 4 y 6 semanas nosotros lo hacíamos en 24h.

¿De qué manera se hace frente a la competencia?
Nosotros dedicamos un gran esfuerzo a I+D. Solemos escuchar lo que pide el cliente y ofrecemos soluciones antes que las otras empresas. Por desgracia no toda la competencia es leal y hay gente que, de alguna manera, se ha visto forzada a copiar los sistemas que nosotros hemos hecho, lo cual te lleva a juicios y otros problemas.

¿Cómo sabe el cliente cual es el producto más adecuado para él?
Hoy en día los clientes saben mucho ya, porque tienen Internet y eso es una gran arma. Si introducimos en la red puertas industriales o puertas rápidas encontramos 400.000 páginas distintas con catálogos o especificaciones. El cliente tiene muy claro lo que quiere y cuando no lo tiene claro nosotros le aconsejamos aquello que creemos que le va a funcionar mejor. Al fin y al cabo una puerta debe abrir y cerrar y si no cumple su función primordial la instalación no resulta efectiva.

¿De qué manera se promociona la empresa y qué resulta esencial para crear una buena imagen de cara al público?
La mejor publicidad que hemos tenido hasta ahora ha sido el boca a boca. La satisfacción de los clientes nos ha abierto paso en el mercado y gracias a ello no ha sido necesario crear una red publicitaria muy amplia. Tenemos clientes que nos compran desde hace 15 años y esto nos da muy buena imagen. A parte de esto, nuestro punto más fuerte son las ferias, que es el lugar donde concentramos las estrategias de marketing, además de tener también algunas publicaciones impresas.

Y la web, ¿qué es lo que le aporta a la empresa?
La web proporciona una imagen de marca que te posiciona a nivel más global. La red nos ha facilitado el poder dar a conocer nuestros productos a nivel mundial y transmitir una imagen de espíritu joven, de empresa dinámica que se renueva constantemente y que ofrece unos productos de calidad. Todo ello nos ha dado la oportunidad de aumentar las ventas y expandirnos.

¿Qué perspectivas tiene de futuro la empresa?
Nosotros intentamos mantener una tónica de asentamiento constante que se basa en un crecimiento paulatino. No somos gente que hayamos dado grandes saltos de un año a otro y nunca hemos tenido grandes caídas, todo lo contrario, nos mantenemos bastante bien en el sector. Este año, contrariamente a lo que les pasa a muchas empresas, hemos tenido que contratar gente para seguir haciendo frente a la demanda. Tenemos buenas perspectivas aunque tampoco podemos asegurar nada.

¿Han intentado ahorrar costes en relación a la situación actual?

Ha sido necesario adoptar medidas porque la situación actual es bastante crítica, tanto a nivel nacional como europeo. Hemos notado que han disminuido las ventas y hemos tenido que ahorrar costes en gastos más superfluos como en marketing o en producción, ahorrando gastos en algunos de los procesos industriales pero sin que ello implique bajar la calidad.

¿Cómo ve actualmente el mercado?
Lo veo indeciso. En el mercado hay compañías que nunca pueden dejar de consumir y eso motiva que sea durante la crisis cuando algunas empresas más triunfen. Nosotros tenemos contacto con bastantes ingenierías y nos estamos llevando verdaderas sorpresas porque no tienen ningún proyecto. Es entonces cuando piensas que hay que ser muy atrevido para invertir hoy en día, mas si algunos no lo hiciesen estaríamos todos parados.

¿Qué hayan caído otras empresas ha proporcionado alguna oportunidad?
Hay empresas que llevaban muchos años en el mercado y ahora han cerrado sus puertas. Aún así sabemos que el pastel es muy pequeño y somos muchos en el sector: la batalla es campal y aquí no hay tregua. Sí que es verdad que da alguna facilidad que quede alguien menos, pero hay tantos que casi no se nota, la tendencia es que se atomice el mercado. En Alemania hay 6 fabricantes de este producto y es un país de 82 millones de personas, con un PIB bastante superior al español; sólo en Santa Perpetua y Mollet ya hay más de 6 fabricantes del mismo producto. La diferencia entre países es bastante grande, por eso también es necesario abrirse a Europa.

¿Cómo empezaron la exportación de sus productos a otros países?
Hasta el año 2000 solamente exportábamos a Portugal i Méjico. A partir de entonces empezamos a hacer pinitos en diferentes países y hoy en día de manera habitual colaboramos con 14 estados. Tenemos operaciones puntuales con otras delegaciones pero ha sido una labor bastante dura porque al ser de fuera tenemos que demostrar que somos mejores de lo que piensan, más económicos, más competitivos…

¿Qué criterios han utilizado para escoger a los países a los que ahora exportan?
Hay veces que ha sido una casualidad (como el caso de Tailandia, Méjico o Filipinas) pero ha habido otros países con los que verdaderamente nos interesaba colaborar (como Alemania, Austria, Suiza, Bélgica, Holanda…). También exportamos a Italia, Francia, Portugal y Marruecos por ser regiones próximas a España. Nuestra arma, aparte de la calidad y la novedad, es el precio y eso ya es otro punto a nuestro favor.

¿Colaboran con otras empresas del sector?
Por desgracia en este país la colaboración entre empresas no se entiende de manera correcta. Nosotros hemos intentado establecer acuerdos con otras marcas varias veces pero al poco tiempo cada uno barre para su casa y empiezan los problemas. Las compañías suelen mirarse el ombligo en lugar de darse cuenta de que a lo mejor el enemigo está fuera y no al lado. Es todo algo difícil.