“Compramos empresas con potencial de desarrollo”

Regino Moranchel, consejero delegado de Indra

Indra es la segunda compañía europea de servicios de tecnologías de la información por capitalización bursátil. Casi el 20% de sus ventas anuales se generan en Europa, aunque sus proyectos están presentes en 83 países. Regino Moranchel, su consejero delegado, analiza en una entrevista exclusiva para Logismarket el momento actual de la empresa.

Regino Moranchel, consejero delegado de Indra

¿Cuál es el balance que hace del ejercicio pasado?
A pesar de cierta moderación en el crecimiento mundial, la actividad económica global ha continuado siendo sólida en 2007, sostenida por la fuerte alza de las economías emergentes y, más particularmente, por Latinoamérica y la región de Asia-Pacífico. En España, tal y como estaba previsto, el ritmo de progresión económica ha comenzado a moderarse respecto a las fuertes tasas de los últimos trimestres. En este contexto, Indra ha mostrado una año más un incremento por encima de la media de compañías de su sector.

¿Cuáles son las expectativas de futuro a corto y largo plazo?
El mercado español de servicios de tecnologías de la información continúa la senda de crecimiento de años anteriores. A pesar de que el control de costes sigue guiando las inversiones en tecnología de las organizaciones, la innovación, como generadora de ventajas competitivas, está ganando peso en las decisiones de inversión.

En 2008, Indra pretende persistir en su estrategia de creación de valor, con una oferta de soluciones y servicios que supone un modelo de gestión global de las necesidades del cliente, desde el diseño de una solución, pasando por su desarrollo e implantación, hasta su gestión operativa. Nuestro principal reto, pero también nuestra principal oportunidad para los próximos años, es mantener nuestro liderazgo en el mercado español y extenderlo a los mercados internacionales con el propósito de convertirnos en un actor global en los mercados mundiales más influyentes.

Indra se halla entre las tres primeras compañías europeas por capitalización bursátil de su sector. ¿Su objetivo es liderar el mercado europeo?
Actualmente, Indra es la segunda compañía europea por capitalización bursátil. Europa representa ya el 17% de nuestras ventas totales y, por importancia en términos de volumen de demanda y por proximidad, debe convertirse en nuestro “mercado nacional”.

Unión Fenosa cuenta con el 15% del capital y Caja Madrid casi con el 14%. ¿La tendencia será que cada vez haya menos accionistas pero de mayor peso en la compañía?
Unión Fenosa, al igual que Caja Madrid, es una empresa que siempre ha manifestado un gran interés y compromiso en todo lo que tiene que ver con el desarrollo tecnológico, por lo que ha expresado su deseo de seguir apostando por este sector. Desde ese punto de vista, lo consideramos un buen socio.

Operan en seis mercados verticales muy diferentes. ¿Cuál es el que tiene mayor proyección en la actualidad?
Hoy en día las organizaciones se encuentran mucho mas sensibilizadas sobre el papel que desempeña la tecnología como garante de su competitividad y calidad de servicio, a la vez que como motor de crecimiento básico. Los sectores más relevantes en la demanda de las tecnologías de la información son los servicios financieros, las telecomunicaciones y utilities [electricidad, agua, gas…]. El entorno competitivo actual de estos mercados demanda una nueva generación de soluciones integrales de negocio.

¿Las posibles inversiones de la compañía se centrarán en el mercado internacional o aún queda recorrido en España?
Nuestra estrategia de crecimiento siempre se ha fundamentado en dos pilares: tener un crecimiento orgánico mayor que el del mercado y hacer adquisiciones; siempre que éstas cumplan ciertas características: que sean compañías que nos den acceso a nuevos clientes o que aumenten nuestra capacidad de oferta en segmentos en los que no estamos o necesitemos reforzar. En Indra no compramos para ganar tamaño o aumentar nuestra cuota de mercado, sino que nos fijamos en empresas que consideramos que tienen potencial de desarrollo y que cuentan con profesionales que merecen la pena. Somos tremendamente exigentes con las adquisiciones.

Sede de Indra

¿Existe algún tipo de plan para prepararse ante un posible intento de compra no deseado?
Cuando definimos nuestra estrategia como compañía no lo hacemos bajo el supuesto de que podamos ser objeto de un intento de compra. En cualquier caso, consideramos que la mejor defensa posible ante un eventual intento de adquisición es continuar mostrando un crecimiento y una rentabilidad por encima de la media del sector, con unas perspectivas de desarrollo igualmente favorables, de forma que nuestra empresa merezca la confianza de los inversores, esté bien valorada, y, por lo tanto, resulte “cara” de comprar.

En 2006 integraron a Azertia y a Soluziona. ¿Qué han supuesto estas adquisiciones para Indra?
La integración de Soluziona y Azertia ha consolidado la posición de liderazgo de Indra en el sector de las tecnologías de la información en España y ahora estamos creciendo al ritmo que teníamos previsto hacerlo dentro de cuatro años. Así, nos hemos convertido en la segunda firma del sector europeo por capitalización bursátil y en una de las primeras empresas en Latinoamérica.

¿Qué importancia posee para la compañía el sector de la seguridad y el de defensa?
En el sector de la defensa, Indra puede calificarse como jugador global en el mercado mundial desde la perspectiva de la oferta, particularmente en segmentos como la simulación, los sistemas automáticos de mantenimiento, la electrónica embarcada o la vigilancia e inteligencia electrónica. Aquí, nuestra oferta es ya perfectamente competitiva comparándonos con los líderes del mercado y en relación a las demandas de los clientes más exigentes. Como tenemos oferta, estamos siendo capaces de ganar nuevos clientes y de posicionarnos en nuevos mercados geográficos.

Su compañía está entre las tres empresas españolas que más invierten en I+D. ¿Es esta una de sus estrategias básicas?
Indra ha hecho de la innovación la columna vertebral de su negocio. Somos la tercera empresa española por volumen de inversión destinada a I+D+i, con 99,1 millones de euros invertidos solo en 2006, cifra que representa un 7% de las ventas totales de la compañía. Gran parte de la actividad de innovación está ligada a proyectos concretos orientados a resolver las exigencias tecnológicas emergentes del mercado; es decir, del usuario final. Pero también la compañía innova en sus propios procesos de gestión internos. Prueba de ello es la red de Centros de Desarrollo Tecnológicos, tanto en España como en el extranjero, que trabajan como una fábrica virtual las 24 horas del día durante todo el año.

¿De dónde se nutren para contratar profesionales y qué política de retención del talento siguen?
El reto para los próximos años es continuar creciendo de manera sólida y sostenible, prestando una especial atención a nuestros principales mercados internacionales. Esto exige ser capaces de atraer a los mejores profesionales del sector, que sustenten ese crecimiento en el presente y puedan liderarlo en el futuro. Por este motivo, Indra ha desarrollado distintas iniciativas para captar profesionales, que van desde la participación en diferentes foros de empleo universitarios, la creación de cátedras en universidades o el establecimiento de acuerdos con más de 50 universidades y escuelas de negocio.

La política de retención gira en torno a los programas de desarrollo, formación y el Plan de Igualdad. Siguiendo criterios relacionados con conocimientos técnicos y de idiomas, formación académica y evaluación de competencias a través de la valoración de desempeño que realizan los supervisores, el departamento de recursos humanos selecciona a un grupo de personas para que cada año entren a formar parte de los programas de Búsqueda Interna de Talento en diferentes niveles: técnico, gestión y dirección.

Indra es la empresa encargada de desarrollar el DNI electrónico. ¿En qué fase está?
El DNI-e es una realidad desde su puesta en servicio en marzo de 2006, y palpable, ya que hay más de dos millones de documentos emitidos. Todo esto ha sido posible gracias al diseño, desarrollo e implantación en el centro de proceso de datos de la Policía, situado en El Escorial, de una infraestructura realmente compleja, con unas cuidadas medidas de seguridad, que maneja todos los procesos necesarios para la emisión de cada DNI-e. A partir de la puesta en marcha de lo que podemos denominar “el corazón del DNI-e”, y hasta que se complete el despliegue, el esfuerzo se está centrando en la instalación de los dispositivos de captura e impresión (PC, impresoras, etc.) en cada una de las comisarías que expiden los documentos.

Indra

Hace unos meses ganaron un concurso público para suministrar e instalar su tecnología de gestión de servicios públicos en la única compañía de distribución de electricidad de Uganda. ¿Supone esto un cambio en la elección de sus mercados o ha sido un hecho aislado?
Los grandes mercados de Indra siguen ubicados en los países altamente desarrollados o en fuerte proceso de desarrollo, ya que son ellos los que absorben la mayor parte de la demanda de soluciones y servicios de alto contenido tecnológico que caracterizan nuestra oferta.

¿Qué diferencias básicas encuentra en mercados tan dispares como el europeo y el latinoamericano?
Las diferencias más significativas se refieren al grado de madurez de ambos mercados. El latinoamericano está tecnológicamente menos saturado, con una demanda menos “sofisticada”. Gracias a eso, tiene mayores perspectivas de crecimiento económico y presenta un gran potencial de desarrollo de la demanda de tecnologías de la información.

Recientemente se han adjudicado la implantación de sistemas de gestión de tráfico aéreo y comunicaciones en Colombia. Se han situado como líderes en el mercado colombiano tras diez años de trabajo en el país. ¿Qué esperan de este mercado?
Sin duda, Colombia es un mercado estratégico para Indra, en el cual se espera un crecimiento de dos dígitos para este año. Dadas las importantes ventajas competitivas que la compañía posee en el país y los más de 1.000 profesionales que tenemos allí trabajando, nuestro principal reto es, obviamente, seguir creciendo.

La compañía se sitúa en una posición de liderazgo absoluto en esa nación en lo que respecta al control del tráfico aéreo. No obstante, también ostenta una posición aventajada en actividades como consultoría y outsourcing, y un fuerte posicionamiento en el sector bancario gracias al desarrollo de numerosos proyectos, no solo en Colombia, sino también para otros países.

El año pasado consiguieron la adjudicación de varios proyectos en EE UU, el último, el sistema de ticketing de la nueva línea del tren ligero de Austin (Texas). ¿Cuál es su posición estratégica en este territorio?
Indra está muy implicada en la búsqueda de nuevas oportunidades de negocio en Estados Unidos, como ponen de manifiesto los últimos contratos en sistemas de ticketing y sistemas de peaje para autopistas. También estamos buscamos nuevas oportunidades en el área de seguridad, defensa electrónica y en el sector espacial.

Indra ha sido reconocida como una de las cien compañías más sostenibles del mundo por el Foro Económico Mundial de Davos. ¿Qué tipo de política les inspira para recibir este tipo de distinciones?
Este es un proyecto empresarial concebido, desde su origen, con una visión de sostenibilidad a largo plazo basada en una cultura que integra el enfoque hacia el cliente, la calidad de las soluciones y servicios, el talento de sus profesionales, el crecimiento en ventas y rentabilidad, y el compromiso con la sociedad y el medio ambiente.

Para Indra, la responsabilidad corporativa es el buen comportamiento de una compañía en relación con todos los públicos con los que opera, tanto internos como externos, y debe estar perfectamente alineada con su actividad natural: la creación de riqueza. En nuestro caso, se da a través de la generación de soluciones y servicios, y de aquello que nos es propio y distintivo: la innovación.

Creemos firmemente que las soluciones y servicios tecnológicos son una excelente herramienta de contribución al desarrollo de la sociedad. Ejemplo de ello son nuestros sistemas en el área de la teledetección, que se convierten en una herramienta eficaz para conocer y prever cambios medioambientales; o en el campo del voto electrónico, que garantizan la seguridad y fiabilidad de los procesos de consulta en un número cada vez más amplio de actividades.

Ha desarrollado toda su carrera profesional en Indra. ¿Cuál es el proyecto del que se siente más orgulloso?
A lo largo de mi carrera profesional he participado en muchos proyectos innovadores que han supuesto un enorme reto profesional, pero, sin duda, del que me siento más orgulloso es del proyecto empresarial de Indra en su conjunto. En estos últimos años, desde mi posición de consejero delegado, al frente del equipo directivo y del resto de los profesionales, he podido contribuir a que, entre todos, estemos alcanzando los ambiciosos objetivos que nos hemos marcado.

Indra

  • Para saber más:
  • Ideas claras
    “Indra ha hecho de la innovación la columna vertebral de su negocio”

    “A pesar de que el control de costes sigue guiando las inversiones en tecnología de las organizaciones, la innovación, como generadora de ventajas competitivas, está ganando peso en las decisiones de inversión”.

    “La integración de Soluziona y Azertia ha consolidado la posición de liderazgo de Indra en el sector de las tecnologías de la información en España y ahora estamos creciendo al ritmo que teníamos previsto hacerlo dentro de cuatro años”

    “Nuestra estrategia de crecimiento siempre se ha fundamentado en dos pilares: tener un crecimiento orgánico mayor que el del mercado y realizar adquisiciones”.

    “Somos la tercera empresa española por volumen de inversión destinada a I+D+i, con 99,1 millones de euros invertidos solo en 2006”.

    “Los grandes mercados de Indra siguen ubicados en los países altamente desarrollados o en fuerte proceso de desarrollo”

    Un hombre de la ‘casa’
    Regino Moranchel es ingeniero técnico de Telecomunicaciones y licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid).

    Regino Moranchel, consejero delegado de Indra

    El actual consejero delegado de Indra ha desarrollado toda su carrera profesional en la compañía, por lo que no solo es un gran conocedor de la entidad en todos sus niveles, sino también de los mercados y sectores en los que ésta opera.

    Antes de ocupar su actual puesto fue director de división, consejero de empresas del Grupo y director general de operaciones.

    La administración tira de la tecnología
    Desde el punto de vista de Indra y de Regino Moranchel, su consejero delegado, los servicios de tecnologías de la información continúan en un proceso de transformación que presenta importantes oportunidades de desarrollo y crecimiento para las empresas que operan en él y para nuevos jugadores.

    Moranchel cree que a pesar del retraso que experimenta España en la implantación de estas tecnologías, existen sectores altamente competitivos en estas soluciones tecnológicas que desempeñan un papel relevante a nivel internacional.

    Hall polivalente

    Asimismo, destaca que el sector de las administraciones públicas se está convirtiendo en un gran demandante de estas herramientas. “Aunque la brecha que nos separa con Europa es significativa, se abre un panorama esperanzador como resultado de la fuerte inversión en infraestructura de telecomunicaciones que se da en España, al mismo tiempo que se observa una sustancial mejora en las políticas públicas encaminadas a favorecer la innovación y la creación de empresas”.

    Como conclusión, Moranchel apunta que las diferentes administraciones y las compañías de servicios de tecnologías de la información como Indra “deben seguir impulsando la innovación en España, y participar tanto en la eliminación de trabas como en el fomento de la cultura y educación en este campo”.