Cartuchos de alto rendimiento

El coste por página se ha convertido desde hace años en uno de los datos esenciales para inclinarse por una impresora u otra en el entorno empresarial. Duplicar el número de páginas impresas por cartucho supone un ahorro muy considerable para una empresa. El Grupo Columbia lo ha hecho posible con la fabricación de sus cartuchos XL.

El Grupo Columbia, con sede en la localidad cántabra de Reinosa, se ha especializado en consumibles de impresión. Como fabricante de una gama amplísima de productos (desde cartuchos de tóner o de inyección, hasta cintas de transferencia térmica, componentes, etc.), no hace mucho que se ha ocupado de resolver un problema que ha surgido en el sector.

Tal como explica Ana Olea, responsable de marketing e informática de la compañía, todo empieza “cuando los fabricantes de impresoras lanzan máquinas de gran calidad y elevada velocidad de impresión, pero que utilizan cartuchos de bajo rendimiento, lo que conlleva que se dispare el precio por página impresa”. A lo que Olea añade: “Ante esta problemática, el Grupo Columbia desarrolla el consumible no estándar llamado XL, que incorpora componentes específicos de alta durabilidad como los fotoconductores orgánicos, las cuchillas, los rodillos magnéticos y los depósitos jumbo (de gran capacidad)”. El elevado rendimiento XL supone en algunos casos duplicar el número de páginas que se pueden imprimir con un mismo cartucho, con la correspondiente reducción del coste en cada una de ellas.

Rebaja de costes

“Los objetivos que perseguíamos y hemos alcanzado con este nuevo producto son: disminuir el coste por página impresa así como reducir la necesidad de mano de obra y de manipulación de la impresora”, resalta Ana Olea. Desde la empresa afirman que el resultado ha sido tan bueno que no se ha dudado en comenzar a desarrollar varios tipos de cartuchos de impresión de estas características. “Hoy día –apunta Olea– contamos con una gran variedad de referencias XL”. Entre las más populares destacan las siguientes: HP 1200XL, HP1300XL, HP 2100XL, HP 4000XL y HP 4100XL.

Por otro lado, Ana Olea detalla además que actualmente muchos clientes de Grupo Columbia ya se han beneficiado de estos nuevos artículos como Grupo Carrefour, Alcampo, Grupo Saint Gobain, Ikea, Mapfre, etc.

Inversión en producción

La planta de fabricación de los artículos que comercializa Grupo Columbia también se encuentra en Reinosa. La factoría dispone de cuatro líneas de producción con la más avanzada tecnología. Según fuentes de la empresa, la reciente inversión en una máquina de última generación para la fabricación de cartuchos de inyección permitirá la refabricación de cualquier modelo del mercado. Respecto a los cartuchos de tóner, el aumento de la demanda también ha provocado otra inversión en maquinaria con la finalidad de incrementar la productividad y reducir al mínimo el proceso manual de producción. No obstante, la compañía además ha adquirido maquinaria para dotar a los embalajes de los artículos de una protección perfecta.

Proceso productivo

La fase de producción de Grupo Columbia comienza con el programa de recogida de cartuchos vacíos, la materia prima básica. En la actualidad, la compañía cuenta con más de 1.600 puntos de recogida nacionales, realizando también la recopilación de unidades en el exterior. Tal recogida es relevante porque es una solución global ante la necesidad de que los clientes gestionen sus residuos correctamente.

Una vez llegan a Reinosa las papeleras de recogida, se clasifican todos los residuos separando los aptos para refabricar de los que no lo son. Estos últimos se gestionan respetando la legislación medioambiental de acuerdo con la condición de gestores autorizados de residuos que posee la empresa. En cuanto a los cartuchos aptos son registrados por el departamento de reciclaje, para el consiguiente control y abono de los mismos según la tarifa vigente. Después se almacenan en unas instalaciones de 2.000 m2. Cuando llega el momento de iniciar el proceso productivo, los cartuchos vacíos se descomponen por completo; las piezas se separan, tomando sólo como base para la fabricación la carcasa externa. El resto de los componentes se trata como un residuo.

La necesidad de las carcasas, marcadas por disposiciones legales que impiden poder conseguirlas en el mercado, hace que la compañía dependa del programa de retornos para poder fabricar. Antes de volver a formar parte de la producción éstas se someten a un tratamiento de limpieza y recuperado, mediante tecnología basada en aspiración y limpieza a presión. Concluido este proceso, la carcasa presenta las mismas condiciones que si fuese de primer uso. Después se monta el cartucho utilizando el resto de componentes completamente nuevos (esponjas, cuchillas, opc, rodillos magnéticos…). El siguiente paso es la dosificación, el llenado y el sellado de los cartuchos de tinta y de polvo de tóner específico. Por último, las unidades acabadas son comprobadas y limpiadas mediante productos químicos y papel de secado. Además, se efectúan las pruebas necesarias en el laboratorio de calidad.

Muchas referencias

Grupo Columbia dispone de un amplio catálogo de productos de fabricación propia que se sirven en un plazo máximo de 48 horas a cualquier punto de la Península. Dicho catálogo podría clasificarse en cinco tipologías: cintas, cartuchos de tóner y de inyección y cintas de transferencia térmica y componentes. Las primeras son cintas de impacto para cajeros automáticos, cajas registradoras, impresoras matriciales, tpv (terminales punto de venta), máquinas de lotería, etc. Se trata de unidades de nylon de diferentes grosores, con soldadura por ultra sonidos y corte adaptado a todas las medidas solicitadas. En cuanto a los cartuchos de tóner, son compatibles para impresoras, faxes y copiadoras, y son monocromo y color.

Por su parte, los cartuchos de inyección están indicados para impresoras y fax, también son monocromo y color, proporcionan una resolución fotográfica, se emplean en el entorno doméstico y en el profesional y las formulaciones de la tinta son propias con el objeto de adaptarse a las distintas necesidades de impresión sobre diferentes soportes.

Transferencia por calor

Las cintas de transferencia térmica se emplean en la impresión digital y resultan especialmente adecuadas para la identificación de productos. La compañía ha desarrollado varias formulaciones en función de las necesidades de la aplicación, de la superficie a imprimir, del tipo de información, etc.; a partir de distintas calidades de cintas: de cera, cera resina y resinas de alta resistencia mecánica o química, adecuadas a entornos con agentes hostiles y resinas textiles para impresión sobre tejidos. Igualmente, las cintas de impresión directa permiten imprimir información variable directamente en el packaging de los productos, es decir, en envases de cartón, plástico, film de envasado… Por último, están los componentes, con referencias de materia prima de primera calidad, como polvo de tóner dosificado en botellas, barretas, chips, clips, sellos, wiper y opc de alta calidad.

Además de este amplio muestrario, Grupo Columbia cuenta con un equipo formado por cualificados técnicos especialistas y por expertos en producto y mercado a disposición de los clientes para asesorarles sobre cualquier necesidad concreta.